2 agosto 2018

Snaois, el rey, y sus secuaces

Vestidos de doradas fantasías

El orgullo desnudo, la dignidad perdida.

Su único poder consistía en el miedo

Conseguir sumisión, perdonando torturas

y a los que se rebelaban, castigarles

con hambre en el destierro.

¿Sabes que hace un guerrero

con sus dictadores?

Despojarles de su poder.

Abandonarles, sin piedad.

Condenarles por haber fingido

que era nuestro bien lo que deseaban,

cuando solo anhelaban quitarnos nuestros bienes

y darnos muerte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: