4 octubre 2011

Silban las estrellas,

la verde hierba

pisan suave las sombras ocultas

Son espias, gritan los ojos

de mi hermano, aterrados

la boca muerta, las manos

llevando una vela.

Los espias se esconden,

entre los rayos de la luna

y las zarzas y las rosas,

yo ya no puedo seguir,me dijo

dudo de mi ,y eso me hace

ser cada vez mas lento.

Los espias escuchan

con oidos de murcielago

miran con el tercer ojo

mañana tendremos que luchar unidos

solo ahora nos separa el poder

pero el poder se alimenta del miedo

algo crece, busca oro y oxigeno.

permanece en el tiempo, sera nosotros mismos.

Sin esperanza, arrojado al abismo

un pueblo sin historia, resto de lo destruido

sin futuro, con el destino negro,

en un pozo sin fondo navegando a la nada.

Anuncios

Una respuesta to “”

  1. miñú k said

    y la nada no tiene fronteras…

    como la fantasía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: